fbpx
29 enero, 2022

El tema de las palas de pádel está en controversia. La extendida explicación de la aerodinámica de los agujeros fue explicada por un estudio de Francisco Huera-Huarte, investigador de la Universitat Rovira i Virgili (URV)

La herramienta fundamental de un jugador de pádel, y uno de los aspectos que más mima e intenta cuidar, es su pala. Las hay de muchas marcas diseños y colores, pero hay un denominador común en todas ellas, y este no es otro que los agujeros que presentan.

Seguro que mucha gente se pregunta para qué sirven estas curiosas oberturas, normalmente les responderán que es para mejorar la aerodinámica de la pala y que tenga una mayor estabilidad.

Esta es una de las razones que más extendidas están en el entorno de este deporte, pero la verdad es que esa afirmación es errónea.

Francisco Huera-Huarte, investigador en el Departamento de Ingeniería Mecánica y en el Laboratorio de Interacción Fluido-Estructura de la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona, determinó en un estudio publicado en la revista científica Journal of Sports Engineering and Technology, que los agujeros de las palas de pádel no solo no mejoran la aerodinámica, si no que la empeora.

Vídeo de los resultados de la Universitat Rovira i Virgili

Distribución de los agujeros

Huera-Huarte demostró que los agujeros repartidos por toda la pala no tenían ninguna incidencia en la aerodinámica, es más, los situados en la parte central de esta hacen que empeore. Por otro lado, el único beneficio aerodinámico que pudo demostrar en los agujeros que se encuentran en las partes externas, pero su mejora no es muy relevante, por lo que la presencia de las oberturas centrales palia los escasos beneficios de estos.

Además, el estudio ha verificado que la estabilidad también se ve perjudicada. Esto haría pensar que lo ideal es usar una pala sin agujeros en el centro y solamente en las partes externas, pero a día de hoy no parece sencillo encontrar alguna con estas características, ya que la innovación en estos utensilios siempre pasa por otros aspectos y no por el de los agujeros.

Palas sin agujeros

Lo que sí se puede encontrar en el mercado, aunque no en grandes cantidades, son palas fabricadas sin agujeros. Esto afecta sobre todo al peso de ella, siendo más pesada, obviamente la que no los tiene. Estas son una buena opción para los jugadores que gocen de fuerza suficiente para su arrastre, pues conseguirán conectar golpes más potentes.

Por lo tanto, uno de los aspectos en el que si intervienen los agujeros es en el peso. Los jugadores con menos potencia física deberían optar por las palas de toda la vida, ya que al ser menos pesadas serán más manejables y conseguirán prevenir problemas musculares.

Menos durabilidad

Francisco Huera-Huarte concluyó que no solo la aerodinámica y la estabilidad se ve comprometida con los agujeros, también la vida de la pala se ve afectada. Estos hacen que de los impactos con la bola en la parte inmediata a las oberturas se vayan deteriorando hasta romperse.

Esto hace plantearse a mucha gente que conoce dichos datos si la única razón por la que los fabricantes incorporan este reparto es por un simple hecho de rentabilidad, ya que cuanto menor sea la vida de la pala, mayores ventas conseguirán, aunque como se ha indicado, son solo teorías.

Miguel Muñoz
periodista

ThePadelInterview

Ver todos los posts

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores Oficiales

Colaboradores