fbpx
2 febrero, 2022

En los últimos años, la lluvia ha dejado de ser un impedimento para jugar al pádel. El crecimiento de este deporte a nivel profesional en nuestro país y el incremento en la creación de clubes indoor por todo el territorio español ha propiciado que se pueda jugar al pádel donde y cuando se quiera, independientemente de la climatología.

Sin embargo, es cierto que algún día podemos llegar a vernos en la situación de tener que jugar en pistas al aire libre después de que haya llovido.

En estas ocasiones, tenemos que saber que la pista no va a estar en las mismas condiciones que siempre, el bote será distinto y la bola estará más pesada debido a la humedad.

Fuente: PadelSpain

Si la bola pesa más, un golpe fuerte en la red no será muy recomendable, ya que la bola no tendrá mucha salida y le facilitaremos el golpeo al rival.

Al atacar, deberemos de jugar bolas con peso pero que no sean muy rápidas, ya que estas no serán muy efectivas.

Por otro lado, en defensa hay que tener cuidado a la hora de dejar pasar la bola al cristal, ya que morirá al tocar el cristal (se caerá).  

Estas condiciones climatológicas dificultan la defensa, ya que muchas veces nos veremos obligados a jugar a bote pronto, golpeando la bolsa antes de que llegue al cristal.

Cuando queramos jugar el globo, tendremos que tener mucho cuidado, ya que como he comentado al principio, la bola va a estar mucho más pesada con la humedad y según transcurra el partido lo estará aún más.  

Por esa razón, es recomendable jugar el globo entrando con la pala bien por debajo de la pelota y bien flexionado, para poder así darle una buena salida al golpe acompañando a la bola hacia arriba y con tensión.

Los días de lluvia, el juego entre los cuatro jugadores estará más igualado, los puntos se harán más largos y la posibilidad de definir se complicará bastante.

En este tipo de pistas, el juego beneficia a los jugadores menos agresivos, mientras que perjudica a los más agresivos.

«Los días de lluvia, el juego estará mas igualado, los puntos serán mas largos y se complicará la posibilidad de definir»

Meli García Truchado

El pádel con lluvia es cada vez menos frecuente, ya que cada vez hay más personas que juegan en pistas cubiertas.

Esto tiene sus pros y sus contras, ya que cuando les toque jugar al aire libre tendrán que adaptarse al sol, al aire o a los globos altos.

Aun así, todavía hay personas que prefieren jugar en pistas descubiertas, sobre todo cuando viene el buen tiempo, ya que les gusta disfrutar de los beneficios del deporte al aire libre.

Recuerda,  lo importante no es dónde juegues al pádel, lo importante es que juegues y disfrutes

¡Viva el pádel!  

Meli Garcia Truchado
entrenadora y jugadora de pádel

ThePadelInterview

Ver todos los posts

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores Oficiales

Colaboradores