fbpx
14 junio, 2021

El madrileño de 24 años Alejandro Galán, número 1 del mundo en el ranking WPT junto a su compañero Juan Lebrón, es uno de los mejores jugadores de pádel de este 2020.

Hace apenas unas semanas finalizó la temporada 2020 del World Padel Tour, y se puede decir que ha sido sin duda una temporada inolvidable para la pareja de españoles.

Pero no ha sido la única temporada en la que el madrileño ha brillado con luz propia ya que, en 2018, Ale Galán jugó unas de sus mejores temporadas llegando a situarse en los primeros puestos del ranking y dejando boquiabiertos los pabellones de todo el mundo.

En el torneo de Valladolid de ese año ganó su primera final como profesional junto a Matías Diaz.

Tras ese año, Galán inició una nueva aventura al lado de Juani Mieres que fue muy productiva y que acabó cuando el jugador madrileño decidió jugar al lado del brasileño Pablo Lima.

Junto al Cañón de Porto Alegre, Ale Galán ganó un torneo del WPT en Buenos Aires y llegó a las semifinales de Marbella, los cuartos en Jaén y Vigo, y los octavos en Logroño y Alicante.

Más adelante, el jugador adidas padel ascendió a lo más alto del pádel profesional al proclamarse campeón del WPT Master Final de 2019.

“Estoy en el mejor momento de mi carrera. Ha sido el año donde he ganado más torneos, siendo también muy regular. Conquistar el Máster Final fue una espinita que me quité, ya que los anteriores finales de temporada no fueron buenos por diversos problemas externos. Yo ya sabía que no iba a seguir con Lima para 2020 . A pesar de ello seguimos luchando por ganar el último torneo y lo logramos. En resumen, el balance ha sido muy bueno”, comentó en una entrevista a El Español.

A partir de entonces dio comienzo una nueva etapa para el jugador madrileño al lado de Juan Lebrón. Y lo cierto es que la pareja no tardaría en ser una de las mejores duplas del circuito profesional llegando incluso a convertirse en los números 1 del circuito profesional tras ganar seis torneos este 2020.

El pequeño Galán entra a la pista

Ale y su hermana Alaba tuvieron la oportunidad de dar clases con un jugador profesional que uno de los padres de su urbanización conocía.

Allí, en las pistas de su urbanización, comenzaron a dar sus primeros golpes a la pala a los siete años de edad.

La familia Galán siempre ha estado muy unida, por esa razón, los primeros pasos en este deporte los compartió con su hermana:

“En mi familia somos muy de juntarnos y reunirnos. Somos muy familiares y nos gusta rodearnos de nuestros seres queridos. Me han inculcado unos valores de trabajo, sacrifico y esfuerzo”, destacó en una entrevista.

Fuente: WPT

El jugador madrileño viene de una familia humilde, trabajadora. Su padre siempre se ha dedicado a la hostelería y su madre limpiaba casas.

En el pasado, la familia de Ale Galán no siempre pudo permitirse ir a clases de pádel, pero sus padres lucharon para que sus hijos pudieran disfrutar de este deporte.

El esfuerzo de sus progenitores se ha visto claramente recompensado, tanto Ale como su hermana Alba, son dos grandes jugadores del World Padel Tour.

“No me avergüenzo de todo esto y no podemos olvidar que nuestra familia no se iba de vacaciones, por ejemplo, para que sus hijos pudieran jugar torneos. Nunca podremos devolver a nuestros padres todo lo que nos han dado”, confesaba ante El Español.

Nerea Diaz-Maroto
redactora jefe

ThePadelInterview

Ver todos los posts

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores Oficiales

Colaboradores